[ Pobierz całość w formacie PDF ]
.—El que quieras.La Prisión Plasticasa era un centro de tránsito en donde guardaban a los prisioneros que llevaban de un lugar a otro.En ella se vivía una vida fácil y relajada que era disfrutada tanto por los guardianes como los prisioneros, sin que nada estropeara el tranquilo discurrir de los días.Había habido un guardián nuevo, un tipo verdaderamente ansioso que venía de la Guardia Nacional Territorial, pero tuvo un accidente mientras servía las comidas y se rompió un brazo.Hasta los otros guardianes se habían alegrado de verlo partir.Más o menos una vez a la semana se llevaban a Negrillo con una guardia armada a la Sección de Archivos de la base, donde estaba falsificando documentos para un teniente coronel que era muy activo en el mercado negro y quería llegar a millonario antes de retirarse.Mientras trabajaba en los archivos, Negrillo hacia que los guardianes de la prisión recibiesen promociones no merecidas, tiempo libre extra y primas en metálico por medallas inexistentes.Como resultado, Bill y Negrillo comían y bebían muy bien, y engordaron.Todo era muy pacífico hasta el día en que Negrillo regresó de una sesión en los archivos y despertó a Bill.—Buenas noticias —le dijo—.nos largamos.—¿Y qué hay de bueno en eso? —preguntó Bill, molesto porque lo hubieran despertado y aún medio trompa de la borrachera de la tarde anterior—.Me gusta este lugar.—Pero pronto se iba a poner mal para nosotros.El coronel me mira de mala manera, y creo que piensa enviarnos al otro extremo de la Galaxia, donde se lucha en serio.Pero no pensará hacerlo hasta la semana próxima, cuando acabe de arreglarle los libros, así que he preparado unas órdenes secretas para que seamos enviados esta semana a Tabes Dorsalis, donde están las minas de cemento.—¡El Mundo Polvoriento! —gritó roncamente Bill, y agarró a Negrillo por el cuello, agitándolo—.Una mina de cemento que ocupa todo un mundo, y en donde la gente muere de silicosis a las pocas horas.Es el lugar más infecto del Universo…Negrillo logró soltarse y escapar al otro extremo de la celda.—¡Alto! —se atraganto—.¡No te precipites! ¡Cierra la tapa de tu buzón y mantén seca la pólvora! ¿Te crees que iba a enviarnos a un sitio así? Eso es lo que muestran en los programas de la tele, pero yo sé la verdad.Si trabajas en las minas de cemento, de acuerdo, las cosas no están muy bien.Pero tienen una enorme base llena de oficinistas y similares, y usan a prisioneros en libertad provisional en la sección móvil porque no tienen bastantes tropas.Cuando estaba trabajando en los archivos cambié tu clasificación de especialista en fusibles, que es un trabajo suicida, a conductor, y aquí tienes tu carnet de conducir que te autoriza para hacerlo con cualquier cosa, desde un monociclo hasta un tanque atómico de 89 toneladas.Así que tendremos trabajos fáciles y, además, toda la base cuenta con acondicionamiento de aire.—Pero se estaba bien aquí —se quejó Bill, mirando ceñudo la tarjeta de plástico que certificaba su aptitud en el manejo de una serie de extraños vehículos que en muchos casos ni conocía de vista.—Las cosas vienen y van, pero son todas iguales —dijo Negrillo, empaquetando un pequeño equipaje.Comenzaron a darse cuenta de que algo andaba mal cuando la columna de prisioneros fue aherrojada y encadenada con argollas y esposas, y arrastrada hasta el transporte espacial por un pelotón de PM de combate.—¡Moveos! —gritaban—.Ya tendréis tiempo de relajaros cuando lleguemos a Tabes Dorsalgia.—¿Adónde vamos? —se atraganto Bill.—Ya me oíste; salta, so mamón.—Me dijiste Tabes Dorsalis —le rezongó Bill a Negrillo, que estaba delante suyo en la cadena—.Tabes Dorsalgia es la base en Veniola donde hay los peores combates… ¡vamos a la lucha!—Un error de escritura —suspiró Negrillo—.Uno no puede ganar siempre.Evitó la patada que le lanzó Bill, y luego esperó pacientemente mientras los PM lo dejaban sin sentido con sus porras y los arrastraban a bordo.TRESVeniola… un mundo neblinoso de horrores innombrables arrastrándose en su órbita alrededor de la macabra estrella verde Hernia como algún repugnante monstruo estelar recién salido del pozo de la nada [ Pobierz całość w formacie PDF ]