[ Pobierz całość w formacie PDF ]
.No tenía ni idea de cuántos de los sistemas de la nave seguirían funcionando.Cuando Murbella, Doria y otras tres bajaron en la cubierta de mando, los dedos de la capitana repiqueteaban con tanta fuerza sobre los diferentes paneles que las yemas le sangraban.Los paneles de control estaban cortocircuitados, y despedían chispas y humo.Murbella la alcanzó en un instante, la agarró por los hombros y la apartó de los mandos.La mujer se arrojó contra ellas, pero con un único golpe, la madre comandante le partió el cuello.No había tiempo para interrogatorios pausados.Doria llegó la primera al panel y con impetuosidad arrancó los paneles con las manos y desconectó así la consola.Después, se los quedó mirando, incapaz de detener el daño que ya se había iniciado.Los extintores sofocaron los fuegos eléctricos.Expertas Bene Gesserit examinaron los sistemas de control mientras Murbella esperaba, preocupada por la posibilidad de que la nave estallara.Una de las hermanas levantó la vista de uno de los puestos de navegación.—Secuencia de autodestrucción interrumpida con éxito.La capitana ha destruido la mayoría de registros, pero he podido recuperar un grupo de coordenadas del exterior del Imperio Antiguo… el último lugar adonde viajó esta nave antes de huir hasta aquí.Murbella tomó una decisión.—Debemos averiguar lo que podamos sobre lo que ha pasado allí.—Aquel misterio llevaba años carcomiéndola—.Mandaré naves de reconocimiento a que exploren las coordenadas.Después de lo que ha pasado aquí, no quiero que nadie vuelva a insinuar que son imaginaciones mías cuando digo que un Enemigo viene a por nosotras.Si el Enemigo se ha puesto por fin en marcha, tenemos que saberlo.18Ingenuamente, las Honoradas Matres creen tener la lealtad de sus tleilaxu perdidos esclavizados.En realidad, muchos de estos tleilaxu procedentes de la Dispersión tienen sus propios planes.Como Danzarines Rostro, nuestra misión es arruinar las maquinaciones de todos ellos.KHRONE, mensaje a los Danzarines RostroIncluso para los estándares de un tleilaxu perdido, el laboratorio construido sobre las cenizas de Bandalong era primitivo.Uxtal solo contaba con el material más básico, sustraído de instalaciones abandonadas utilizadas en otro tiempo por antiguos maestros, y era la primera vez que le encargaban un proyecto tan complejo.No podía dejar que las Honoradas Matres o los Danzarines Rostro sospecharan que la tarea tal vez le superaba.Le asignaron a algunos ayudantes inútiles, en su mayoría varones de casta inferior con poca voluntad que habían sido subyugados por aquellas terribles mujeres.Ninguno de ellos poseía ningún conocimiento ni capacidad que pudiera ayudar.Debido a un supuesto desaire, las volubles Honoradas Matres ya habían asesinado a uno de aquellos patéticos hombrecitos y su sustituto no parecía mucho más capacitado.Uxtal trataba de no demostrar su inquietud, de parecer enterado, aunque había muchas cosas que le confundían.Khrone le había ordenado que obedeciera a los Danzarines Rostro, y estos le decían que hiciera todo lo que ordenaran las Honoradas Matres.Ojalá supiera qué estaba pasando verdaderamente.¿Estaban los Danzarines Rostro en realidad aliados con las violentas rameras? ¿O no era más que un truco astutamente arropado por otro truco? Meneó la cabeza dolorida con desazón.Las antiguas escrituras advertían sobre la imposibilidad de servir a dos amos, y ahora entendía por qué.Por las noches, Uxtal apenas dormía unas horas, y estaba demasiado angustiado para descansar de verdad.Tenía que engañar a las rameras y a los Danzarines Rostro.Crearía el ghola que Khrone quería —¡eso podía hacerlo!— y trataría de fabricar la especia alternativa con base de adrenalina que las Honoradas Matres necesitaban.Sin embargo, la creación de especia auténtica estaba mucho más allá incluso de sus capacidades imaginarias.En un gesto de magnanimidad, Hellica le había proporcionado gran cantidad de cuerpos femeninos para que los utilizara como tanques axlotl, y él ya había hecho las modificaciones necesarias en uno (después de hacer una chapuza con los tres anteriores).De momento, todo bien.Aparte del material que tenía en su primitivo laboratorio, en principio con el tanque tenía que bastar para lograr su objetivo.Ahora solo tenía que crear el ghola y entregarlo, y Khrone le recompensaría (eso esperaba).Por desgracia, eso significaba que su suplicio se prolongaría al menos nueve meses.Y no sabía si podría soportarlo.Sospechando de la presencia de Danzarines Rostro por todas partes, Uxtal empezó a cultivar un niño a partir de las misteriosas células extraídas de la cápsula de nulentropía extraída del maestro tleilaxu muerto.Entretanto, día sí y día también, la Madre Superiora le hacía saber de su impaciencia por tener su suministro del sustituto de la melange.Estaba celosa de cada segundo que dedicaba a algo que no fueran sus necesidades.Y él, asustado y agotado, se veía obligado a cumplir con los dos encargos, aunque no tenía experiencia en ninguna de las dos cosas.En cuanto el bebé ghola sin identificar estuvo implantado en el primer tanque axlotl funcional, Uxtal volcó sus esfuerzos en crear la alternativa de la especia.Las rameras ya sabían cómo crearla, así que no tenía que hacer ningún descubrimiento ni tener flashes de ingenio en ese campo.Solo tenía que fabricar el producto en grandes cantidades.Las Honoradas Matres no querían malgastar su tiempo en semejantes menesteres.Por un momento miró por una ventana de seguridad de un sentido al cielo gris.El paisaje de su alma era como las colinas carbonizadas y sin vida que veía a lo lejos.No quería estar allí.Y algún día buscaría la forma de escapar.Uxtal, que había nacido en un círculo religioso aislado, se sentía muy incómodo rodeado de mujeres dominantes.En la raza tleilaxu, las hembras se criaban y en cuanto alcanzaban la madurez sexual se las convertía en matrices sin cerebro.Ese era su único propósito.Las Honoradas Matres eran lo contrario de lo que Uxtal consideraba adecuado y lógico.Nadie conocía el origen de las rameras, pero la propensión a la violencia parecía algo innato en ellas.Y se preguntó si algún maestro tleilaxu renegado no las habría creado para que eliminaran a las Bene Gesserit, igual que los futar, que supuestamente habían sido creados para eliminar a las Honoradas Matres [ Pobierz całość w formacie PDF ]